You are here

1A-1920x589px.jpg

¿Cuál es el problema?

Se espera que en 2030 los trabajadores de 55-64 años de edad representen hasta el 30 % o más de la población activa en muchos países de Europa. La edad de jubilación se está retrasando en numerosos Estados miembros y es probable que muchos trabajadores se enfrenten a una vida laboral más larga. En consecuencia, es necesario realizar esfuerzos para garantizar unas condiciones seguras y saludables a lo largo de toda la vida laboral.

En la estrategia Europa 2020 se identifica el cambio demográfico como uno de los principales retos a los que se enfrenta Europa. Para abordarlo, el marco estratégico en materia de salud y seguridad en el trabajo 2014-2020 de la Unión Europea (UE) establece medidas para promover buenas prácticas y mejorar las condiciones de seguridad y salud en el trabajo de todos los trabajadores.

El envejecimiento de la población activa presenta diversos retos para todos los que intervienen en la gestión de la SST.

  • La prolongación de la vida laboral puede derivar en la prolongación de la exposición a riesgos laborales.
  • Habrá más trabajadores con problemas de salud crónicos y necesidades específicas.
  • Los trabajadores mayores pueden ser más vulnerables a determinados peligros para la seguridad y la salud.
  • El elevado índice de problemas relacionados con el trabajo que se observan en determinados sectores y puestos que implican una pesada carga de trabajo físico y/o mental, trabajo manual u horarios de trabajo atípicos ha de tenerse en cuenta.
  • La importancia de la prevención de la discapacidad, la rehabilitación y la reincorporación al trabajo va en aumento.
  • A escala social, es necesario abordar la discriminación por motivos de edad.

Recomendaciones para usted